Al llegar a mi pueblo para las vacaciones de Navidad, la borrachera


Al llegar a mi pueblo para las vacaciones de Navidad, la borrachera

Al llegar a mi pueblo para las vacaciones de Navidad, la borrachera fue tal que tras varios muchos chupitos, mucho mucho ron, y las copas que pillara, tras salir de la disco vi

a una antigua amiga sobre la que me abalancé corriendo desde 20m, con tal mala fortuna que arrastré la cara por el suelo. Convencido de que no era nada mandé a los amigos hacia otro pub y yo a curarme las heridas a casa para luego volver…
Cual fue mi sorpresa al mirarme al espejo con toda la cara reventada, que decidí comer algo, esconder el móvil en un armario de la cocina (no atinaba a ponerlo en silencio), y echarme TROMBOCID en las heridas…
Resultado: al día siguiente me levanté debido al hedor de la pota al lado de la cama mezclado con el escozor/olor del trombocid (en cuya caja ponía en negrita NO ECHAR EN HERIDAS ABIERTAS), pensando que había perdido el móvil y mis padres gritando que siempre soy el mismo desgraciao que se emborracha y busca peleas…

Fui inocente de todo! ^^

Deja tu respuesta aqui