Se enrolló con su jefe


Se enrolló con su jefe

Resulta que yo estaba enamorada de un chico que conocí en el instituto. Aunque al principio nos caímos mal, más tarde empezamos a congeniar hasta llegar a ser amigos.

El tiempo pasó y él se marchó a trabajar a otro sitio, dejándome de lado. Un día fui a buscarlo al trabajo, para hablar las cosas, ¡y cuál es mi sorpresa cuando me lo veo coqueteando con su jefe con una pila de calzoncillos recién cosida al lado!

Es tan deningrante… encima nunca se lo he confesado porque temo que se vaya con él. Y no quiero eso, maldita sea.

No le deseo esto ni a mi peor enemigo (que por cierto, saludos para ella. Un beso, Lyanna), es una situación horrible…

Deja tu respuesta aqui