Una vez en las vacaciones en Asia me cogi una papa muy grande.


Una vez en las vacaciones en Asia me cogi una papa muy grande.

Una vez en las vacaciones en Asia me cogi una papa muy grande. Al día siguiente, todavia nublado en la cabeza me fui a un restaurante a desayunar. Como en Laos, entre Thailandi

a y Vietnam, venden hongos alucinógenos en las restaurantes me pedí una bebida con esas setas.

En mi vida ya tuve experiencias con las setas y así me enojé cuando despues de una hora no me vinieron ningunos efectos visuales ni de la mente. “Que puta mierda” pensé y enojado me pedí mas hongos.

Como tampoco me hicieron efecto me dije “Aqui no quiero estar, los hongos no sirven” y me fui a una agencia de viajes para comprar un tour en canoa. En la agencia, hablando con el tio que vende los viajes, de repente me llegó un olor a mierda a la nariz y pensé “Esta ciudad esta maldita, por que no mantienen limpia su agencia de viajes?”.

Buscando la fuente del olor mis ojos vieron en el suelo un charco redondo, color marron y pensé “Este hijo de puta no limpia su agencia y yo estoy con mis pies en un charco de mierda”. Que asco!

Derepente ví que habia un rio de color marrón tambien corriendo por mis piernas y me di cuenta: “Mierda!!! Eso estaba saliendo de mi!”

Deja tu respuesta aqui