una vez me cogi una papa mu gorda (así podrían empezar muhas


una vez me cogi una papa mu gorda (así podrían empezar muhas

una vez me cogi una papa mu gorda (así podrían empezar muhas historias) y llegué a mi casa me acosté y empezó todo a darme vueltas así que intenté el truco de poner un pi

e el suelo para q dejara de dar vueltas, pues bien, no funcionó y se m vino todo lo que había venido para arriba vomité al lado de la cama y me decía a mi misma: “ahora me levanto y lo recojo, ahora me levanto, ahora, ahora” pero imposible me quedé frita, la cuestión es que la puerta de mi cuarto está a los pies de mi cama, era sábado y mi madre los domingos entra en mi cuarto por la mañana me levanta el edredon y me mete el teléfono inalámbrico en la cama porque si no ya puede llama el santo padre que no me entero, y ese domingo mi madre iaba a ser lo mismo y como habia vomitado al otro lado de la cama mi madre no tenía porque verlo pero craso error, porque ese dia descubrí que mi casa está en cuesta y rodó todo hasta la puertaa cuando entro mi madre me dijo: “niñaaaaaa que has vomitadooo?? no veaaass ayerrr no?” a lo que yo respondí: ” no mamá me he meadoo”

Deja tu respuesta aqui